Antiespumantes para detergentes

Antiespumantes para detergentes

Probablemente pienses que la espuma es una parte inherente a los detergentes; sin embargo, los detergentes de alto desempeño requieren un aditivo antiespumante para que su funcionamiento y nivel de limpieza sean óptimos. En esta nueva entrada para el blog de Pochteca te contaremos qué son los antiespumantes, su importancia en la formulación de los detergentes y los efectos a nivel medioambiental al usarlos. ¡Comencemos!

¿Qué son los antiespumantes?

Los antiespumantes son agentes tensoactivos cuyo mecanismo de acción es crear tensiones superficiales intermedias para desestabilizar la espuma generada por los detergentes y liberar el aire que se encuentra retenido en las emulsiones. Para esto, el antiespumante debe tener una tensión superficial más baja que la del surfactante utilizado como humectante, de modo que se pueda adelgazar la lamela y, posteriormente, romperla.

   

Como mencionamos al inicio, la espuma suele ser percibida por los consumidores como un indicio de que el detergente funciona adecuadamente. Sin embargo, el exceso de espuma reduce la eficiencia del detergente debido a que se presentan derrames, desprendimiento de olores, se extiende el ciclo de lavado y, en algunos casos, la lavadora puede dañarse por una obstrucción ya que la espuma se convierte en una barrera entre la suciedad y otro aditivo conocido como tensoactivo.

Para esto, los aditivos antiespumantes surgen con el fin de controlar la formación de espuma para mantenerla en niveles óptimos, de modo que reduzcan el tiempo de los ciclos de lavado, hagan más eficaz la acción limpiadora de los detergentes y protejan a la máquina de lavado.

¿Qué son los antiespumantes?

Los fabricantes de detergentes deben controlar la espuma que sus productos generan para garantizar el mejor desempeño posible, así como el cuidado de los equipos de lavado los cuales se han vuelto cada vez más inteligentes, y detectan el exceso de espuma y activan un sistema de enjuague, añadiendo más agua al ciclo de lavado, lo que extiende el tiempo del proceso y conlleva un consumo mayor de agua.

Por lo anterior, es de gran importancia formular detergentes que brinden niveles óptimos de espuma y ayuden a los usuarios a ahorrar agua, energía eléctrica y tener mejores resultados de limpieza.

¿Cuáles son los antiespumantes más utilizados?

Hace unas décadas, los antiespumantes tradicionales en la formulación de detergentes más utilizados eran los aceites naturales de coco o el ácido oleico en un porcentaje de entre el 2% y el 5%.

Sin embargo, estos ingredientes han caído en desuso ya que su precio es volátil, su cadena de suministro es muy larga pues conlleva el cultivo, transformación, transporte y venta, y su uso puede atentar contra la seguridad alimentaria. Por esas razones se han desarrollado alternativas sintéticas más eficientes y rentables para los fabricantes.

Antiespumantes más usados en detergentes

La espuma que los detergentes generan es muy difícil de controlar ya que los surfactantes que los componen generan una lamela muy flexible y viscosa, por lo que el uso de siliconas como el polidimetilsiloxano (PDMS) ayuda a desestabilizar la lamela de la espuma y liberar aire en su interior, controlando de forma muy eficaz y rentable el exceso de espuma.

Siliconas vs. Ácidos grasos como antiespumantes

En la actualidad, las siliconas son la mejor alternativa frente a los lípidos y ácidos grasos de origen orgánico, ya que requieren solo el 10% de la cantidad de ácidos grasos para alcanzar un rendimiento superior, son menos volátiles y permiten hacer formulaciones compactas de detergentes para reducir el tamaño de los empaques, usar menos plástico y tener resultados de muy alta calidad en términos de limpieza.

Para comodidad de los fabricantes, es posible encontrar siliconas encapsuladas para la formulación de detergentes sólidos o en polvo; emulsiones acuosas de siliconas para formular detergentes líquidos; y concentrados al 100% de los ingredientes activos para la formulación de detergentes de uso industrial.

Impacto en el medio ambiente de los antiespumantes

Otro beneficio de las siliconas, que merece un párrafo aparte, es que son amigables con el medio ambiente. En primera instancia, el destino final de estos polímeros son los sedimentos, donde se degradan en CO2, SiO2 y H2O gracias a la acción catalítica de los minerales que se encuentran presentes en las arcillas.

Antiespumantes y el medio ambiente

Además de lo anterior, se han realizado estudios para demostrar la ausencia de efectos adversos en diversas especies marinas, como los macro-invertebrados bentónicos, que son especies que se encuentran con frecuencia en los sedimentos, y no se han encontrado daños en los ecosistemas. Por ello, el uso de siliconas como el PDMS es rentable, con costos rentables de adquisición y mínimos efectos en el medio ambiente.

¿Dónde adquirir antiespumantes?

En Pochteca contamos con una gran variedad de aditivos para la formulación de detergentes, entre ellos la emulsión de silicona polidimetilsiloxano (PDMS). Navega por nuestra página web y descubre todos los productos químicos que tenemos para tu empresa. Si necesitas más información, utiliza nuestro cotizador donde te atenderemos con gusto.

 

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.