Corrosión en metales, ¿Por qué se origina y cómo evitarla?        

Corrosión en metales

Los metales son materiales muy utilizados en campos como construcción, ingeniería, decoración, entre muchos otros ya que sus aplicaciones son variadas. No obstante su resistencia y durabilidad, los metales tienen un enemigo poderoso que puede dañar las estructuras: la corrosión.

En esta nueva entrada para el blog de Pochteca te contaremos qué es la corrosión, porqué se origina y te daremos consejos para evitarla. ¡Comencemos!

¿Qué es la corrosión?

La corrosión es un fenómeno electroquímico. Ciertos factores presentes en el medio ambiente pueden causar desgaste a causa de una reacción química en la que se produce una apariencia deteriorada y cobriza. Se trata de un proceso de oxidación natural que promueve la exposición al aire de metales sin ningún tipo de protección.

origen de la corrosión

¿Por qué se origina la corrosión?

En general, los metales son susceptibles a la corrosión al exponerlos al oxígeno y la humedad. Sin embargo, este fenómeno se acelera ante la presencia de agentes como los iones de cloro. La corrosión se produce por un flujo masivo de diferencias químicas entre los metales.

Cuando una especie química cede y migra sus electrones a otra especie, se comporta como ánodo y la especie que recibe se comporta como cátodo, por lo que se presenta la oxidación.

Tipos de corrosión

Corrosión atmosférica

Es un tipo de deterioro que se produce por los agentes corrosivos presentes en la atmósfera, como el oxígeno, dióxido de carbono, vapor de agua, azufre y cloro. Es la corrosión que causa más daños y en mayor proporción.

La gravedad de la corrosión atmosférica se relaciona con la cantidad de vapor de agua, cloro presente en el aire y contacto con compuestos de azufre.

Corrosión galvánica

Esta corrosión es muy frecuente y se presenta cuando dos metales diferentes se unen eléctricamente por un electrolito como el agua salada. En este caso, dos o más metales entran en contacto con un electrolito y forman una celda galvánica debido a que cada metal tiene su potencial de reductor.

Corrosión en grietas

También se le conoce como ataque de depósito o celdas de composición. Se produce en cavidades pequeñas que se forman por el contacto entre un metal igual o diferente al otro, o con un elemento no metálico. Por ejemplo, la encontramos en grietas, hendiduras o juntas estructurales, donde el deterioro es más rápido en unas partes que en otras.

Corrosión por tensión dinámica

Conocida como celdas de esfuerzo, es un proceso en el que la carga y descarga repetida causa una aceleración en el proceso de oxidación y corrosión.

Daños ocasionados por la corrosión

Los diferentes tipos de corrosión que afectan a los metales pueden desgastarlos de forma muy grave. En metales de edificios, embarcaciones, puentes, automóviles, calderas o maquinaria, los daños por corrosión pueden ser irreparables y causar pérdidas económicas significativas, además de causar riesgos de seguridad.

La corrosión no solo causa desperfectos estéticos, sino que se relaciona con fallas en los procesos, reduce la vida útil del metal que compone al producto en que se emplea y los daños pueden afectar a las personas que se encuentran en el lugar. Por ejemplo, una tubería corroída puede romperse y causar la fuga de gases o líquidos que dañen la infraestructura.

Cómo prevenir la corrosión

Uso de metales resistentes a la corrosión

En general, todos los metales son susceptibles a la corrosión. Sin embargo, el acero inoxidable y aleaciones metálicas son más resistentes y se pueden usar en ambientes expuestos a la humedad, al agua y al aire. Por ejemplo, en rejas de acero o grifería.

Protección catódica

Esta es una técnica electroquímica en la que se protege al metal mediante un suministro de electrones para que actúe como catión y su carga eléctrica sea negativa.

puerta de metal dañada de corrosión

Inhibidores de corrosión

Los inhibidores de corrosión son sustancias químicas que se aplican a los metales como recubrimiento protector, de muy alta efectividad y excelente apariencia estética. Estos productos suelen ser temporales y se pueden renovar para mantener el efecto.

Revestimientos anticorrosivos

Los compuestos con revestimiento anticorrosivo contienen pigmentos, resinas, solventes, aditivos y otros para evitar la corrosión y darles una mejor apariencia estética a las estructuras metálicas. Además, los revestimientos ayudan a reducir el punto de fusión y aumentar el de ebullición del metal, lo que significa que es más resistente a las variaciones de temperatura, a los incendios y a los movimientos telúricos.

¿Se puede tratar la corrosión?

Sí. Al ver cambios en la apariencia de un metal, que se torna de color cobrizo debes actuar de inmediato antes de que comience a carcomerse. Las soluciones ácidas adecuadas para limpiar metales oxidados son:

  • Ácido acético (vinagre). Sumerge piezas oxidadas en una taza con una disolución de vinagre y agua, déjalos remojar y límpialas suavemente.
  • Bicarbonato de sodio. Una pasta de bicarbonato de sodio con agua y un poco de limón es una mezcla adecuada para limpiar metales.
  • Ácido hidroclórico. Es un ácido que se usa para encurtir al metal, quitar el óxido y protegerlo de la oxidación.
  • Ácido fosfórico. Este ácido convierte el óxido en fosfato de hierro, creando una capa negra que detendrá el proceso de corrosión.

Esperamos que esta información te sea de utilidad. En el catálogo de Pochteca encontrarás una gran variedad de materias primas para la industria: ácidos, inhibidores de corrosión, anticorrosivos, recubrimientos, pigmentos, entre otros que te ayudarán a proteger los metales contra la corrosión como el PT Q-2010 del cual te hablaremos a continuación.

¿Qué es el PT Q-2010?

Es un inhibidor de corrosión de ácido organofosfórico. Puede quelar con iones de Fe, Cu y Zn para formar compuestos quelantes estables. Puede disolver los materiales oxidados en las superficies de estos metales. PT Q-2010 muestra excelentes efectos de inhibición de escala y corrosión a una temperatura de 250 ℃, tiene buena estabilidad química bajo un alto valor de pH, difícil de hidrolizar y difícil de descomponer bajo condiciones ordinarias de luz y calor. Su tolerancia a la oxidación ácido/álcali y cloro es mejor que la de otros ácidos organofosfóricos (sal). Puede reaccionar con los iones metálicos en el sistema de agua para formar un complejo quelante de elementos hexa, con iones de calcio en particular.

Por lo tanto, PT Q-2010 tiene buenos efectos de umbral visible y antical. Cuando se combina con otros productos químicos para el tratamiento del agua, muestra buenos efectos sinérgicos.

varios objetos afectados por la corrosión

¿Para qué se usa el PT Q-2010?

El PT Q-2010 se utiliza como inhibidor de incrustaciones y corrosión en sistemas de circulación de agua fría, yacimientos petrolíferos y calderas de baja presión en campos como la energía eléctrica, la industria química, la metalurgia, los fertilizantes, etc.

En la industria de tejidos ligeros, el PT Q-2010 se utiliza como detergente para metales y no metales.

En la industria del teñido, el PT Q-2010 se utiliza como estabilizador de peróxido y agente fijador de tintes.

En la galvanoplastia sin cianuro, se utiliza PT Q-2010 como agente quelante. Se prefiere la dosis de 1-10 mg/L como inhibidor de incrustaciones, 10-50 mg/L como inhibidor de corrosión y 1000-2000 mg/L como detergente. Por lo general, PT Q-2010 se usa junto con ácido policarboxílico.

Navega por el catalogo de Pochteca para este y otras materias primas que tenemos para ti, y si necesitas más información escríbenos a través del chat en línea, con gusto te atenderemos.

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros países