La función de los fitoesteroles en cosmética      

fitoesteroles

Recientemente se escucha mucho sobre los fitoesteroles, compuestos de origen vegetal que tienen una estructura muy similar a la del colesterol humano. Sus beneficios van más allá de la industria alimentaria, ya que también la cosmética los ha aprovechado al máximo, y a continuación te contaremos sus propiedades, funciones y aplicaciones.

¿Qué son los fitoesteroles?

Los fitoesteroles o esteroles de las plantas son compuestos de origen vegetal que se encuentran en cantidades pequeñas en alrededor de 200 especies. Son compuestos insaponificables de las grasas, es decir, no se hidrolizan en presencia de hidróxidos, insolubles en agua y solubles en alcoholes.

Algunos de los fitoesteroles más conocidos son el aceite de aguacate, soja y manteca de karité, ya que son particularmente ricos en sustancias insaponificables.

Se encuentran de forma comercial en presentación de un polvo blanco con un olor suave característico que se usa como aditivo para las industrias alimentaria, farmacéutica y cosmética.

Propiedades

A los fitoesteroles se les atribuyen propiedades antitumorales, antiinflamatorias, fungicidas y bactericidas. Además, los esteroles vegetales son muy similares a los esteroles de la piel por lo que son compatibles con ella, la mantienen hidratada, la protegen contra los radicales libres, alivian la comezón y favorecen los procesos de regeneración de la piel.

Químicamente, los fitoesteroles forman parte de un grupo muy amplio de sustancias que se conocen como lípidos. Son moléculas orgánicas que se forman principalmente por carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno. Esto significa que es un grupo heterogéneo de moléculas que tienen en común las características de ser poco densos, insolubles en agua, solubles en disolventes orgánicos como cloroformo, éter, benceno, acetona, entre otros,

Los lípidos se encuentran en la composición de aceites vegetales que se usan en cosmética natural como ácidos grasos, lípidos saponificables e insaponificables.

Los fitoesteroles, como ya mencionamos, tienen una estructura química similar a la del colesterol humano. Estos componentes se encuentran en las membranas vegetales y sus funciones principales son activar a los receptores de hormonas esteroides y componentes de las membranas celulares de las células vivas que aumentan su flexibilidad.

El sitosterol, proveniente de la pepita de calabaza, es el fitoesterol más abundante, pero el estigmasterol, que se encuentra en aceites de soja, canola y nuez, y el campesterol que se encuentra en el aceite de maíz, también se encuentran en cantidades abundantes. Mientras que el brassicasterol de las algas, el espinasterol de las espinacas y el avenasterol del aceite de oliva, soja y maíz son esteroles vegetales poco comunes.

productos donde se encuentran fitoesteroles

El papel de los fitoesteroles en cosmética

Antes de hablar sobre la importancia de los fitoesteroles en cosmética, hablemos un poco sobre la piel. El estrato córneo, o capa superior de la epidermis, es una barrera de permeabilidad de la piel, es decir, retiene el agua. Se forma por células muertas, pero biológicamente activas llamadas corneocitos, los cuales están embebidos en una matriz de lípidos formada por ácidos grasos, ceramidas y esteroles.

Estos lípidos desempeñan un papel importante en el mantenimiento de una piel sana, pero si se aplican directamente pueden causar irritación, inflamación y acné. Aquí es donde entran los fitoesteroles y sus ésteres, los cuales son compatibles con la piel, imitan la función del colesterol y tienen un efecto antiinflamatorio.

En la piel, la función de los fitoesteroles es mantener la estructura de las membranas celulares, reducir la fotosensibilidad y protegerla contra el fotoenvejecimiento. Por ejemplo, en formulaciones para el cuidado de la piel del cuero cabelludo se usan fitoesteroles como los del aceite de aguacate para suavizar, hidratar y acondicionar, además de proteger al cabello de los radicales libres.

Al actuar como barrera cutánea, los fitoesteroles mejoran la elasticidad de la piel, reducen las rugosidades y se ha demostrado que incrementan la producción de colágeno y ácido hialurónico de forma natural. Este último efecto es clave para combatir el envejecimiento de la piel, ya que, con la edad, el colágeno se va degradando y su producción disminuye gradualmente y, en particular, por la exposición solar sin protección.

Por lo anterior, el uso de productos cosméticos con fitoesteroles y otras grasas naturales ayuda a hidratar la piel, devolverle la tersura y activar el proceso de regeneración natural, al estimular a los fibroblastos (las células encargadas de sintetizar al colágeno).

¿En qué productos los encontramos?

Los fitoesteroles se utilizan para formular cremas antienvejecimiento, protectores solares, lociones para después de asolearse, productos para proteger la piel de bebés. En maquillaje se usan para dar textura y brillo a cosméticos como polvos faciales, mascaras para pestañas y labiales.

En productos capilares, encontramos a los fitoesteroles en aceites para fortalecer y estimular el crecimiento del cabello. Esto se debe a que inhiben la formación de la enzima 5-alfa reductasa, que tiene un rol en la transformación de la testosterona en DHT (dihidrotestosterona), principal causante de la caída de cabello por alopecia androgénica.

Como aditivo de shampoos y acondicionadores para cabello, con una concentración del 1%, los fitoesteroles dan brillo al cabello y facilitan el peinado después del secado.

fitoesteroles en cosmética

¿Dónde adquirir fitoesteroles?

En Pochteca encontrarás una gran variedad de materias primas para la industria cosmética de origen natural, como ácidos grasos de coco, manteca de mango, aceite de aguacate, ácido oleico, entre otros que podrás usar para formulaciones de alta calidad. Navega por nuestra página web y contáctanos por el chat en línea para más información, con gusto te atenderemos.

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros países