La importancia de la microbiota en el fortalecimiento del sistema de defensa   

importancia de la microbiota

El cuerpo humano se compone por microorganismos que viven en las superficies y cavidades. Uno de los grupos más importantes es la microbiota, que son colonizadores microbianos del intestino con funciones vitales para el organismo ya que se involucran en procesos fisiológicos, genéticos y funcionales.

¿Es lo mismo microbiota que flora intestinal?

Sí. El término microbiota, flora intestinal o microflora se refiere al ecosistema microbiano que coloniza al tracto gastrointestinal, es decir, el tubo digestivo y el intestino del organismo humano. La microbiota se adquiere al nacer y se mantiene estable hasta los 3 años de vida, ya que después de ese tiempo comienza a cambiar por los diferentes tipos de alimentación y estilo de vida.

Existen millones de bacterias en la microbiota, y aún se siguen descubriendo comunidades bacterianas del intestino humano las cuales son benéficas ya que el desarrollo del sistema inmunitario depende de ellas.

microbiota y flora intestinal

Funciones de la microbiota

La microbiota contribuye a la salud y defensa del sistema inmunitario ya que:

  • Mantiene alerta al sistema de defensa.
  • Participa en la producción de vitaminas, como la vitamina K y las del complejo B.
  • Ayuda a digerir alimentos que no pudieron ser digeridos en el intestino delgado o el estómago.
  • Regula la secreción de neurotransmisores intestinales, insulina y procesos como el metabolismo, por lo que influye en las enfermedades inflamatorias crónicas y en la obesidad.
  • Produce péptidos, aminoácidos indispensables para la buena apariencia de la piel ya que son componentes de proteínas como el colágeno, la queratina y la elastina, que dan firmeza y elasticidad a la piel.
  • La microbiota influye en la síntesis de compuestos neuroactivos como los neurotransmisores serotonina, dopamina y GABA (ácido y-aminobutírico), por lo que también influye en el estado de ánimo, la regulación del apetito y las funciones cognitivas como la memoria.

¿Por qué cambia la microbiota?

Si bien la microbiota es relativamente estable, puede sufrir variaciones en un mismo individuo por factores como el tipo de alimentación y el estrés, pero el consumo de antibióticos como tratamiento de infecciones es el principal causante de los cambios.

La función de los antibióticos es combatir a las bacterias causantes de infecciones estomacales, pulmonares, faríngeas, entre otras. Sin embargo, además de eliminar a las bacterias perjudiciales, los antibióticos destruyen parte de las benéficas que componen a la flora intestinal. Por esta razón es común padecer diarrea, falta de apetito y dolor de estómago como efecto secundario del antibiótico.

funciones de la microbiota

Pre y probióticos como protección de la microbiota

Como hemos comprobado, las bacterias presentes en el intestino son benéficas y forman parte del sistema inmunitario para la salud, digestión, metabolismo y belleza de la piel. Por esta razón, mantener una buena microbiota es indispensable, especialmente después de haber pasado por un periodo de estrés extremo o de consumo de antibióticos.

Las bacterias en nuestro organismo juegan un papel muy importante en la salud y en la enfermedad de los seres humanos. Por ello, los pre y probióticos se recomiendan para “nivelar” esa flora bacteriana, de modo que se tengan colonizaciones microbianas favorables.

Los probióticos son microorganismos vivos que suelen obtenerse por el consumo de alimentos fermentados como la cerveza, el vino, yogur, kéfir, queso o kumis los cuales, cuando se administran en cantidades adecuadas brindan beneficios a la salud ya que mantienen o mejoran las colonias de bacterias del organismo.

Por su parte, los prebióticos se encuentran en alimentos con alto contenido de fibra como granos integrales, plátanos, cebollas, ajo, alcachofas y hortalizas de hoja verde, los cuales son nutrientes para la microbiota humana, ayudando a mejorar el equilibrio de los microorganismos.

Ahora bien, cuando los microorganismos están muertos se les denomina paraprobióticos, y a los componentes o sustancias producidas por los microorganismos y que producen efectos biológicos saludables se les conoce como postbióticos.

Los microorganismos comercializados como probióticos incluyen levaduras y bacterias de diferentes géneros. Ambos deben evaluarse para identificar su especie, género, subespecie y una designación alfanumérica de las cepas.

microbiota humana

Usos industriales de los probióticos

Las cepas probióticas se utilizan en la industria alimentaria para mejorar la respuesta inmunitaria, el sistema digestivo, respiratorio, cardiovascular, para el control del colesterol y la presión arterial. Incluso se recomiendan como coadyuvante para personas de la tercera edad que padecen disfunciones cognitivas como el Alzheimer.

En la industria cosmética se han aprovechado los beneficios de la microbiota ya que se ha comprobado que es clave en la defensa de la piel ante agresores externos, en la hidratación, retención de agua y mantenimiento del pH para controlar los malos olores. Los probióticos y prebióticos se usan para formular cosméticos para cuidado de la piel, cabello e incluso mucosas (jabones vaginales, por ejemplo).

Además, los productos cosméticos con probióticos se usan para tratar enfermedades de la piel como el acné o la dermatitis atópica ya que restablecen la barrera cutánea, controlan los procesos inflamatorios y favorecen la curación de heridas.

En el catálogo de Pochteca encontrarás fermentos, así como pre y postbióticos para las formulaciones cosméticas para el cuidado de la piel y cabello que buscas. Navega por nuestra página web y si necesitas más información escríbenos a través del chat en línea donde con gusto te atenderemos.

Archivo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email
Skype

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros países